Showing 1–12 of 20 results

Las esposas-ataduras son algunos de los juguetes que usamos en el BDSM, una  practica sexual alternativa cuyas siglas significan Bondage, Dominación, Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

Ate a su pareja en la posición que desee. Así tendrá vía libre para hacer cualquier cosa que desee. Si usted es del tipo sumiso y desea ser quien esté atado, entonces este será el regalo perfecto para su maestro o maestra.

Con el consenso como regla fundamental, el placer aquí tiene otros métodos y, sobre todo, menos prejuicios. Las esposas-ataduras y los látigos, en tanto, son otros de los aliados.

El sadomasoquismo se basa en algo más que en sentir placer a través del dolor. Se caracteriza por asumir los roles de dominante y de sumiso. La representación de estos roles en parejas no sadomasoquistas, dentro de su juego erótico y sin llevarlo al extremo, puede resultar estimulante. Eso sí, explica que esta debe ser siempre una práctica consentida y deseada por ambos miembros. “Cuando estas prácticas no generan malestar en la persona ni en su pareja y son consentidas no podemos considerarlas insanas o patológicas. El S&M no genera problemas en personas sanas”. Lo único que deben respetar es el establecimiento de unos límites muy claros sobre qué está permitido y qué no, así como alguna señal para saber dónde parar.

Con el consenso como regla fundamental, el placer aquí tiene otros métodos y, sobre todo, menos prejuicios. Las esposas y los látigos, en tanto, son otros de los aliados.

En LoveLovers encontraras todo lo que necesties para iniciarte en la pràctica sexual del BDSM

IDIOMAS »
Abrir chat